4 consejos para encontrar tu propio estilo

ESTILO Y AUTOCONOCIMIENTO

 

La industria de la moda fue creada y creció teniendo como base nuestra inseguridad. ¿Estás de acuerdo? ¿Cuántas veces compraste algo porque es el “must have” de la temporada o dejaste de usar algo porque supuestamente no queda bien para tu tipo de cuerpo?

 

Para liberarte de estas imposiciones de la industria, es clave entender que nos estamos comunicando (y siendo juzgados) todo el tiempo a través de lo que vestimos. Hay dos maneras de manejar esta realidad: desesperarte y tratar de agradar a todo el mundo, o entender que esto es imposible y preocuparte de agradar a la única persona que realmente importa: ¡TÚ!

 

Conocer, entender y aceptar nuestro estilo y nuestro cuerpo es libertador y esencial para que vestirse no sea una tortura diaria y para que nos sintamos más seguras. Propongo entonces un ejercicio para ayudarte a encontrar tu estilo personal, sin encajarte en estereotipos. Si tienes claro tu estilo, vamos a ver algo que te identifica en cualquier tenida que elijas.

 

Busca referencias: encuentra en internet o en revistas algunos looks que crees que te representan y que te gustaría usar. Busca también looks que jamás usarías. Analiza qué hay de común entre las imágenes de cada uno de los grupos.

 

Entiende tu closet: Dedica un tiempo a percibir las características de las cosas que más y menos te gustan en tu closet. Telas más fluidas o más estructuradas, más naturales o más sintéticas, con brillo, con encaje, etc. Formas más ajustadas o sueltas, más básicas o con más detalles y qué tipo de detalles. Colores más suaves o más fuertes, claros u oscuros. Estampados grandes o chicos y de qué tipo. Accesorios grandes o chicos, de que materiales, más clásicos o más modernos. Zapatos más clásicos o más originales, que tipo de diseño, con taco o sin, más redondos o cuadrados, en colores neutros o no, etc.

 

Entiende tus motivaciones: piensa porqué te gustan las prendas que más usas, cuáles son las sensaciones que te provocan y como atienden tus necesidades del día a día. Por algo elijes, aunque inconscientemente, un tipo de referencia y compras determinados tipos de prendas. Por algo también siempre usas más o menos las mismas cosas y tienes cosas abandonadas en el closet que nunca usas. Entender qué es importante en una tenida para que te sientas bien es la mejor guía para evitar comprar cosas que van a terminar en el limbo.

 

Arma tu moodboard: conociendo mejor tus motivaciones y referencias, ya puedes armar un cuadro de inspiraciones, que va a ayudarte en el momento de hacer una limpieza de clóset, de armar tenidas a diario y para evaluar qué comprar o no.

 

El autoconocimiento es un ejercicio diario y continuo, pero muy gratificante, y termina influyendo en otras áreas de tu vida, es un proceso que vale la pena probar! Te invito a contarme esta primera experiencia, envíame un mensaje al Instagram @mari_pattaro

 

Por: Mariana Pattaro (colaborador Lasertam Life)

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *