Wabi Sabi

Wabi Sabi

 

Este es un término japonés que describe un tipo de visión estética basada principalmente en la “belleza de la imperfección”, que actualmente es tendencia en las propuestas de interiorismo y decoración. 

Combinando la simpleza del minimalismo con la calidez de los objetos provenientes de la naturaleza, este estilo promete resultados armónicos y sencillos, apostando por una gama cromática liderada por los tonos neutros que pretende conseguir cierta atemporalidad para transmitir una sensación de calma y sosiego. 

Acabados rústicos como madera y hormigón sin pulir, objetos de decoración artesanales fabricados con materiales naturales y muebles de madera son algunos de los principales elementos que podemos encontrar en este estilo que huye del metal, las superficies lisas y los lacados, optando por alternativas más rústicas y naturales. 

Los invito a descubrir este estilo donde reina el equilibrio, la imperfección y las texturas. Dejando atrás los adornos, el exceso y toda la ornamentación. 

Menos, es definitivamente más cuando se trata del Wabi Sabi.

 

Por: Teresita Velasco (colaboradora Lasertam Life)

Nuestra Ropa Cuenta Nuestra Historia

Nuestra Ropa Cuenta Nuestra Historia

¿Qué pasa cuando la narrativa es solo pijamas y buzo?

 

Si trabajas en una oficina, piensas en cómo vestirte para el éxito. Cuando recibes una invitación, usas tu creatividad para cumplir con el dress code. Compras algo nuevo para ir a un evento. Te sientas en frente a la tele para ver y criticar la alfombra roja. Estos momentos personales de conexión con la moda, por ahora, no existen. Y nos perdimos un poco. ¿Sientes que te ha pasado?

Una parte esencial de nuestra identidad está enraizada en cómo nos relacionamos con las personas alrededor, como nos situamos socialmente. Nos vestimos para contar una historia sobre nosotros y si no hay nadie para escucharnos, ¿estaremos en modo silencioso?

Trabajar desde casa y nunca quitarse el pijama puede, al principio, sentirse como una especie de liberación: una celebración de la comodidad y una reprimenda a las reglas corporativas. Pero es fácil perder el sentido de propósito y enfoque. Nuestra ropa crea límites. Marca el tiempo. Las personas que trabajan regularmente desde casa hablan de la necesidad de cambiarse el pijama por algo, cualquier otra cosa para anunciar que su día ha comenzado. Para no sentirse un flojo. Sentirse listo para enfrentar el mundo porque sin el mundo, ¿quién eres?

Estamos acostumbrados a ponernos un manto de personalidad pública. Cuando eso ya no es parte de nuestra rutina matutina, sin este momento de moda cotidiana, podemos quedar indefinidos. Ponemos nuestro kit profesional para atraer a clientes potenciales, para reflejar la cara de nuestra empresa o para impresionar a un jefe. Nos vestimos para indicar nuestras habilidades: el traje de abogado, las rayas del banquero, el polerón de tela tecnológica. En la raíz de todas esas elecciones se encuentra una súplica: vea mi valor. Junto con una declaración, soy valioso.

La ropa de trabajo nos recuerda que somos parte de algo. Ese uniforme, esa insignia que cuelga de un cordón, ese pin de la marca: son todos recordatorios de conectividad. Esta necesidad de estereotiparse para sentirse parte de algo también hace con que anulemos un poco nuestra individualidad. Ahora tenemos la oportunidad de cuestionar estos estereotipos. Cuando nos preguntamos: «¿Qué me pongo hoy?», Estamos haciendo una serie de preguntas mucho más grandes. «¿Quién soy?» «¿Qué estoy esperando de este día?» «¿Cómo veo mi vida avanzar?»

Ya llevamos mucho tiempo en casa y creo que ya quedó claro que, cuando volvamos a la calle, no va a ser lo mismo. No podemos vivir esperando que la pandemia acabe, en modo pausa. Haciendo lo mínimo, viviendo lo mínimo. Necesitamos una nueva rutina que no sea estar en pijamas, comiendo chocolate, como si el aislamiento fuera un eterno domingo. Porque seamos honestos, ¿es posible sentirse entero, vivo, feliz, así? ¿Por tanto tiempo? No creo.

Cuando ya no podemos encontrar una razón para considerar nuestra vestimenta, nos quedamos en silencio. Y nuestra historia, en todos sus matices, grandeza y humanidad, no se cuenta. Entonces, a medida que nos aislamos en casa, nuestra ropa puede ser nuestra charla animada, un monólogo apasionado. Hagamos de nuestros looks del día recordatorios de que en algún momento volveremos a hablarnos. Y cuando llegue este momento, ¿cuál es la historia que quieres contar?

Usemos este tiempo y la ausencia de audiencia para entrenar este mensaje, para contar nuestra historia dentro de casa, para mirar a la ropa como algo lúdico y entretenido. Podemos crear, inventar, descubrir, especializarnos en nosotras mismas. Ahora no hay restricciones. ¿Quieres estar en la casa en ropa deportiva? Puedes. ¿En tacones? Dale. ¿Tus looks normales de trabajo? También puedes. ¿Mini falda para el zoom? Debes! Ya no hay correcto, no tienes que agradar a nadie, no vas a ser juzgada, mirada raro, no tienes que pertenecer a ningún grupo. La libertad asusta, pero mientras la ejercemos, solo mejora!

El referente y las reglas pasan a ser las nuestras: nuestra comodidad, nuestro sentido estético, nuestras ganas de jugar con toda esta plata en forma de tela que tenemos en el clóset. Te invito a, en tu ritmo y tu entusiasmo, salir del pause. Guardar el pijama tempranito y dejar de botar meses de vida en la basura. No vinimos al mundo para estar en stand by, así que vivamos lo mejor que podamos, juntos – aunque distantes.

 

Por: Mariana Pattaro (colaborador Lasertam Life)

Amor en tiempos de COVID

Amor en tiempos de COVID

No es fácil amar nuestras casas en estos tiempos, cuando sus 4 paredes nos separan de una vida que hemos tenido que abandonar por un ratito, por el bien de todos.

Sin embargo, estos tiempos pueden ser muy eficientes en otros aspectos, si deseamos ver el vaso medio lleno.

Vivimos quejándonos de que nos falta tiempo, de que las mil cosas que tenemos que hacer diariamente no nos permiten hacer las que tenemos pendientes hace tanto, o incluso las que más queremos.

Pasar tiempo en familia, cocinar, hacer manualidades, ver esa serie que tanto nos han comentado!

Lo mismo pasa con nuestras casas, son tiempos de aprovechar y sacarla del “abandono” que muchos le hemos generado a través de nuestras intensas vidas santiaguinas.

El orden es el primer check (especialmente en estos tiempos donde la higiene es esencial!), y que mejor manera de aprovechar las horas libres de más, que deshaciéndonos de todas esas cosas que hace tiempo no tocamos o usamos, que ocupan montones de nuestro limitado espacio disponible, y que quizás que a alguien le servirían mucho más que a nosotros.

El closet, la cocina, los cajones abandonados, las puertas que ya casi revientan de colapsadas! La salita de los niños, los libros del escritorio, los envases vacíos de los baños. Dedica un par de horas de tu día a ordenar algún sector de tu casa, y veras como de a poco va retomando ese orden y limpieza que tanto nos facilitan y mejoran la vida al interior del hogar. Recicla, regala, reutiliza, renueva. Nuestro planeta nos grita ayuda, por lo que es esencial deshacernos de cosas siendo amigables con el; busca in Pinterest ideas! Y si no, piensa en alguien que lo necesite más que tu, pero no botes!

Por otro lado, puedes aprovechar este tiempo para hacer ciertos arreglos que no necesiten tanta mano de obra. Pintar un muro (es mucho más simple de lo que crees, nada más preocúpate de cubrir con Maskin Tape los bordes para no pasarte a las demás murallas), cuelga cuadros, repara cosas que ya no están funcionando. Siempre hay un sinfín de cosas que hacer!

Y por último, arma un buen lugar de trabajo. Trabajar desde la casa, cuando no estás acostumbrado, puede ser muy difícil. Preocúpate de organizar bien tu espacio (idealmente cerca de una ventana que te entregue harta luz natural), coloca un plantita en tu mesa, siéntate cómodo, y ubica tu computador sobre un libro! Le da altura y es mucho más cómodo.

El tiempo nunca sobra, nunca esta de mas. Siempre hay algo que inventar, alguien a quien regalonear, una persona a quien llamar, una película para ver!

Aprovecha este tiempo, y saca lo mejor de el.

 

 

Por: Teresita Velasco (colaboradora Lasertam Life)

Beneficios de tener plantas en la casa

Beneficios de tener plantas en la casa

Mucha gente descarta la posibilidad de tener plantas en la casa, más que nada por un tema de tiempo y dedicación. Tener plantas en nuestros hogares implica hacernos cargo, cuidarlas y regarlas constantemente.

A pesar de que hoy existen muchas alternativas de plantas artificiales para interiores (mis favoritas en @Thegarden) tener plantas verdaderas (vean las de @Plantme.cl) es tremendamente beneficioso tanto para la estética de nuestras casas, como para nosotros como seres humanos.

Estudios demuestran que las plantas de interior purifican el aire, disminuyen el riesgo a enfermedades, estabilizan el ánimo, reducen el stress, y mejoran la concentración y la memoria.

Lo mejor de todo es que hay tanta variedad de plantas de interiores, que siempre va a haber una adecuada para tu casa según las características que necesites; por ejemplo:

  1. Purificadoras de aire: si tu objetivo principal es mejorar la calidad del aire en tu hogar, el Gomero, el Ficus Lyrata o el Ficus Benjamina son una estupenda alternativa.
  2. Ultra resistentes: para la gente que no puede dedicarle mucho tiempo a cuidar sus plantitas, las suculentas y cactus son una alternativa ideal, ya que requieren muy poco regado y cuidado.
  3. Sol directo: Muchas veces la orientación de nuestro hogar puede perjudicarnos para tener plantas, especialmente cuando se trata de la cantidad de luz que reciben.

Si tienes una casa demasiado expuesta al sol, las Buganvilias, los Boj y el Manto de Eva son tus mejores opciones!

  1. Solo sombra: Hay, por otro lado, lugares que no tienen mucho acceso a la luz solar. La falta de sol no es problema si eliges una Monstera o un Philodendro.

Conociendo todos estos enormes beneficios de tener plantas cerca de nosotros, y las variadas alternativas que existen ¿a qué esperas para incorporar plantas en tu hogar? Y si ya las tienes, espero que sigas cuidando muy bien de ellas.

 

 

Por: Teresita Velasco (colaboradora Lasertam Life)

La importancia del hall de entrada en nuestras casas

Amor a primera vista

La importancia de la primera impresión de nuestras casas

 

Adentrándonos un poco más en la decoración, me gustaría recalcar en esta columna la importancia de la primera impresión cuando se trata de la decoración de nuestras casas; más específico: la importancia del hall de entrada.

El acceso de nuestros hogares es el lugar donde recibimos, y debe ser por ende, el resumen de nuestras casas, de nuestro gusto y de nuestro modo de vida.

Hay diferentes maneras de llamar la atención a través de este lugar sin perder su funcionalidad, dependiendo del espacio disponible y por supuesto, del presupuesto:

 

  1. Arrimo:

Un clásico ítem que podemos encontrar al entrar a algún lugar residencial con un hall de acceso más amplio.

Mucha gente tiene la rutina de lanzar sobre el las llaves, billeteras, anteojos… en fin, cosas que no podemos olvidar llevar en nuestro día, pero que una vez dentro de la casa podemos soltar y dejar este lugar que nos asegurará no olvidarlas la próxima vez que salgamos. Pero OJO, eso no quiere decir que deba ser un desorden de cosas esparcidas sobre el!

Un arrimo debe siempre tener un pack de cosas que invitan a entrar: un jarrón con lindas flores, libros, un par de adornos sobre los libros, y un espejo u obra de arte colgado en el muro que utiliza.

 

  1. Banca:

Cuando el espacio disponible es un poco más acotado e insuficiente como para poner un arrimo, la banca es una perfecta solución.

Al ser un mueble más bajo, nos entrega la sensación de espacio y amplitud; sin abandonar la función de poder dejar elementos sobre él.

Por otro lado, es muy práctico para guardar cosas debajo, utilizando lindos canastos! O si es preferible, se puede dejar libre para guardar los zapatos si se tiene una casa con alfombra y prefieres mantenerla limpia.

Sobre una banca se pueden apoyar las mismas cosas sugeridas para un arrimo, dejando el fondo libre. También puedes dejarlo vacío, colgando un imponente cuadro en el muro!

Te encantará!

 

  1. Perchas:

Las perchas siempre son un elemento muy funcional! Especialmente en espacios reducidos donde no se puede hacer entrar un mueble, y donde probablemente no hay suficientes closets como para poder colgar los abrigos o sombreros de nuestras visitas.

Cuelga lindas perchas en tu hall de acceso y veras que además ordenar y simplificar tus espacios, aportaran mucho en la estética de tu casa!

 

Por: Tere Velasco (colaborador Lasertam Life)

Color del año Pantone 2020

¿Ya sabes cuál es el color del año 2020?

Este color se destaca por su simplicidad y elegancia

 

La empresa Pantone, se reúne todos los años con los máximos exponentes de la moda, el arte, el diseño, para escoger cuál será el color del año.

El color del año 2020 será el “Classic Blue” 19-4052.

Este color se destaca por su simplicidad y elegancia. Además entrega una sensación de paz y tranquilidad al espíritu humano. Por otro lado, es un color que fomenta la reflexión y la facilidad para concentrarnos en nuestros pensamientos.

Este tono de azul infunde calma, conexión y confianza. Según Pantone, este color resaltará nuestro deseo de consolidar unos cimientos fiables y estables sobre los que edificar nuestro camino hacia el umbral de una nueva era.

Ahora ya sabes como generar tus looks del próximo año!

 

 

Por: Delfina Gomez (colaborador Lasertam Life)

Cómo mantener las proporciones al armar tu casa

Cómo mantener las proporciones al armar tu casa

 

Las proporciones son un tema cuando se trata de armar la casa. La ansiedad y entretención de elegir cosas lindas, termina por lo general haciéndonos olvidar por completo que, antes de cualquier compra, lo importante es definir que se puede hacer con el espacio disponible.

A veces sobrecargamos los espacios de cosas que finalmente hacen que en conjunto el lugar se vea muy pesado, o nos pasa que elegimos mobiliario con medidas no adecuadas para nuestra casa que finalmente dificulta (o imposibilita) nuestro desplazamiento a través de ella.

Para no caer en ninguno de estos errores, yo te recomiendo seguir los siguientes pasos:

  1. Mide todos los muros del espacio y así caerás en cuenta de cuantas cosas se pueden ubicar en el lugar realmente.
  2. Una muy buena técnica es simular en el piso con cinta adhesiva (nunca scotch! Utiliza siempre masking tape) cada pieza de mobiliario que estarás ubicando, preocupándote siempre de que los espacios libres que queden sean fáciles de transitar. Una vez listo eso, mide cada figura que hiciste y anota en un papel la medida que le diste a cada pieza, así tendrás una referencia del tamaño aproximado que necesitas una vez que compres. Si tienes algo ya en la mira, averigua las medidas y dibújalo tal cual! Así sabrás de inmediato si queda bien o no.
  3. Siempre ten presente el propósito de la habitación que estas decorando. Si es un living, ten siempre en cuenta que el espacio entre los asientos y la mesa de centro no debe ser menos a 50 centímetros. Y mínimo 40 centímetros de pasada en las esquinas. En un comedor es muy importante dejar libre 1 metro entre el respaldo de la silla guardada y el muro, para asegurarte de que aunque alguien este sentado, aun vas a poder caminar por detrás! En las salas de estar, procura que la televisión no esté muy cerca del asiento desde donde la miraras, así te ahorraras varios dolores de cabeza. En dormitorios, calcula la medida del velador dejando 15 centímetros libres desde el borde de la cama, la ropa de cama usa mucho más espacio del que crees! Y si tienes ventana del otro lado, 20 centímetros libres para la caída de la cortina.

 

 

Caer en el error de comprar cosas que después no entran en nuestras casas, o que se ven demasiado grandes/chicas para el lugar, es más común de lo que crees! Pero créeme que si sigues estos pasos te ayudaran a lograr espacios armónicos para estar, proporcionales y agradables de transitar.

 

Por: Teresita Velasco (colaborador Lasertam Life)

4 consejos para encontrar tu propio estilo

4 consejos para encontrar tu propio estilo

ESTILO Y AUTOCONOCIMIENTO

 

La industria de la moda fue creada y creció teniendo como base nuestra inseguridad. ¿Estás de acuerdo? ¿Cuántas veces compraste algo porque es el “must have” de la temporada o dejaste de usar algo porque supuestamente no queda bien para tu tipo de cuerpo?

 

Para liberarte de estas imposiciones de la industria, es clave entender que nos estamos comunicando (y siendo juzgados) todo el tiempo a través de lo que vestimos. Hay dos maneras de manejar esta realidad: desesperarte y tratar de agradar a todo el mundo, o entender que esto es imposible y preocuparte de agradar a la única persona que realmente importa: ¡TÚ!

 

Conocer, entender y aceptar nuestro estilo y nuestro cuerpo es libertador y esencial para que vestirse no sea una tortura diaria y para que nos sintamos más seguras. Propongo entonces un ejercicio para ayudarte a encontrar tu estilo personal, sin encajarte en estereotipos. Si tienes claro tu estilo, vamos a ver algo que te identifica en cualquier tenida que elijas.

 

Busca referencias: encuentra en internet o en revistas algunos looks que crees que te representan y que te gustaría usar. Busca también looks que jamás usarías. Analiza qué hay de común entre las imágenes de cada uno de los grupos.

 

Entiende tu closet: Dedica un tiempo a percibir las características de las cosas que más y menos te gustan en tu closet. Telas más fluidas o más estructuradas, más naturales o más sintéticas, con brillo, con encaje, etc. Formas más ajustadas o sueltas, más básicas o con más detalles y qué tipo de detalles. Colores más suaves o más fuertes, claros u oscuros. Estampados grandes o chicos y de qué tipo. Accesorios grandes o chicos, de que materiales, más clásicos o más modernos. Zapatos más clásicos o más originales, que tipo de diseño, con taco o sin, más redondos o cuadrados, en colores neutros o no, etc.

 

Entiende tus motivaciones: piensa porqué te gustan las prendas que más usas, cuáles son las sensaciones que te provocan y como atienden tus necesidades del día a día. Por algo elijes, aunque inconscientemente, un tipo de referencia y compras determinados tipos de prendas. Por algo también siempre usas más o menos las mismas cosas y tienes cosas abandonadas en el closet que nunca usas. Entender qué es importante en una tenida para que te sientas bien es la mejor guía para evitar comprar cosas que van a terminar en el limbo.

 

Arma tu moodboard: conociendo mejor tus motivaciones y referencias, ya puedes armar un cuadro de inspiraciones, que va a ayudarte en el momento de hacer una limpieza de clóset, de armar tenidas a diario y para evaluar qué comprar o no.

 

El autoconocimiento es un ejercicio diario y continuo, pero muy gratificante, y termina influyendo en otras áreas de tu vida, es un proceso que vale la pena probar! Te invito a contarme esta primera experiencia, envíame un mensaje al Instagram @mari_pattaro

 

Por: Mariana Pattaro (colaborador Lasertam Life)

3 consejos para hacer que tu casa se vea más grande

3 consejos para hacer que tu casa se vea más grande

Una casita chiquitita.. así

 

En un mundo donde cada vez somos más, y los espacios disponibles son cada vez menos y más pequeños, es esencial manejar ciertos tips que pueden ayudarnos a tener casas que a pesar de los reducidos metros cuadrados, se perciban como amplias y espaciosas.

El diseño Escandinavo (perteneciente al movimiento moderno de la región comprendida por Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia, que  tiene como máximo referente al arquitecto finlandés Aalvar Aalto) funda su esencia en una serie de características que, para mi gusto, son esenciales a la hora de buscar amplitud en la casa:

  1. Colores neutro: Además de no ser cansadores para la vista y súper atemporales, aportan calidez y la sensación de espacios mas iluminados e infinitos, ya que por sobre todo sirven para reflejar la luz natural! El blanco, el beige, el gris claro y el «greige» (un beige medio grisáceo) son definitivamente los mas exitosos.
  2. Menos es más: Siempre! En espacios reducidos es muy importante seleccionar solamente el mobiliario realmente necesario y con proporciones, idealmente más pequeñas que grandes. Fuera el desorden y mas amplitud a los espacios!
  3. Textiles cálidos: Con los materiales adecuados, una casa chiquita puede ser a la vez, una casa tremendamente cálida y acogedora! Tejidos como el lino, el algodón, la lana, la arpillera y las pieles aportan calidez y confort, además de ser ultra estéticos y lindos.

 

Ya verán como estos 3 consejos ayudarán a hacer de sus casas espacios funcionales, amplios, ordenados, y visualmente relajantes!

 

Por: Teresita Velasco (colaborador Lasertam Life)